Blogia
365 Days at Peking

En BeiJinG

Día 362 en Pekín

Día 362 en Pekín Día 362 en Pekín.

Hoy es mi último día en la oficina y lo que me espera tras cruzar la puerta por última vez, es todavía una incógnita.

Hoy he bajado a por mi último café a la cafetería de la esquina. E. se ha puesto triste cuando le he dicho que éste sería mi último capuccino. Yo creo que a mí también me ha entristecido un poco. Esta china tan risueña me ha alegrado muchas mañanas desde que abrieron el establecimiento. Nuestras charlas tempraneras comenzaron en inglés y se han ido cambiando a mandarín a medida que ha ido pasando el tiempo. Así que E. me ha pedido el número de teléfono en caso de que me eche de menos algún día.

Y hoy diré zhoumo yikuai 周末一块 (feliz fin de semana) por última vez a mis compañeros, que tan cómoda me han hecho sentir todo este último año, a pesar de ser yo la única extranjera. Se acabaron los almuerzos en el sichuanés de abajo o en el japonés de la acera de enfrente. Se acabó la comida a domicilio del "Come and Wait" (curioso nombre para un restaurante...) y se acabó leer el FT gratis cada mañana.

Hoy empiezo otra etapa y si todo sale bien, espero que empiecen a correr otros 365 días en Pekín.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

El Horóscopo Chino

LA RATA (15 Feb 1972 – 01 Feb 1973 ... 02 Feb 1984 –18 Feb 1985) Intuitivos, astutos, osados, creativos, espíritu aventurero, coléricos, crueles, celosos en el amor y en el sexo, sentimentales, generosos con la persona que aman e intelectuales. Son las personas más fascinadoras del Horóscopo Chino y las más "ligonas". Viven intensamente el presente. Son compatibles con casi todos los animales del Horóscopo Chino, excepto del caballo -sólo afecta a los hombres que intenten unirse al caballo mujer-.


EL BÚFALO (03 Feb 1973 - 22 Ene 1974 … 20 Feb 1985 - 08 Feb 1986) Cordiales, pacientes, algo excéntricas, inspiran confianza en las gentes que los rodean, poco habladores, observadores y solitarios. Tardan en enfurecerse. Sentido de la unidad y la familia.

EL TIGRE (23 Ene 1974 - 10 Feb 1975) Independientes, tenaces, duros, afortunados, audaces, valientes, sensibles, ambiciosos, suspicaces y algo egoístas. Obstinados, algo cabezotas y amigos de las discusiones. Sensitivos, emocionales y apasionados en el amor. Son unos líderes natos, los demás tienden a respetarlos automáticamente. Desean ser obedecidos, pero les desagrada obedecer. Su pareja ideal es un caballo honesto, un dragón prudente o con un perro idealista. Las peores serían una serpiente sabia y un mono malicioso.

EL CONEJO (11 Feb 1975 - 30 Ene 1976) Elocuentes, convincentes, ambiciosos, precavidos, hogareños, pacíficos, superficiales y pedantes algunas veces. Les atrae la gente, lucen en las asambleas y "las gozan" en compañía de muchas amistades. Su meta es vivir tranquilamente, sin altibajos de ninguna clase.

EL DRAGÓN (31 Ene 1976 - 17 Feb 1977) Honestos y con coraje. Tienden a excitarse en demasía y a hablar más de lo aconsejable. En ocasiones se preocupan obsesivamente por motivos absurdos y resultan exigentes. Pueden despertar grandes pasiones amorosas, pero raramente se entregarán a otra persona de una forma total y esclavizadora. Pueden unirse a la mayoría de los animales del Horóscopo Chino, pero jamás con la burlona serpiente, sobre todo los hombres; se dejarían engañar por tan "deslumbrante" belleza.

LA SERPIENTE (18 Feb 1977 - 06 Feb 1978) Cuentan con el don de la sabiduría, lo que significa que conocen la mejor manera de acomodarse al papel que les ha tocado jugar en la vida. Por lo general su aspecto físico resulta muy atractivo, sobre todo en los individuos del sexo femenino. Discretos, fríos, egoístas y presuntuosos. A la vez son románticos y encantadores. Son personas intelectuales, filosóficas y cerebrales. Y en el amor y en el sexo se mostrarán realmente como son: sabios, hermosos y dañinos. Dañinos porque su sentido de la posesión es total. La felicidad la encontrarán con las personas búfalos. Tendrían que huir despavoridos ante los tigres.

EL CABALLO (07 Feb 1978-27 Ene 1979) Tranquilos, optimistas, comunicativos, sociables, populares y amadas por las gentes que los rodean. Independientes, de un fuerte temperamento y no rencorosas. Resultan impacientes y, en ocasiones, dicen cosas de las que luego se arrepienten. En sus relaciones con el sexo opuesto, muestran debilidad. Se encuentran predispuestos a entregarse plenamente en el amor pero la desconfianza y los celos les hieren profundamente. Los caballos jamás deben unirse a las ratas.

LA CABRA (28 Ene 1979 - 15 Feb 1980) Amables e inteligentes, con sentido artístico innato. Volubles, elegantes, generosos. Con falta de confianza en sí mismos, desconfían de su suerte, y sus familiares y compañeros terminan desesperados ante sus caprichos. Desean convertirse en el centro de atención de todos aquellos que los conocen. Carecen de sentido de la responsabilidad y de iniciativas. Lo suyo es obedecer, seguir el camino que marcan los otros. La cabra lo tiene muy difícil para congeniar con los otros animales del Horóscopo Chino. Además, en ningún momento debería relacionarse con el búfalo sino acabará en la más completa ruina.

EL MONO (16 Feb 1980 - 04 Feb 1981) Es hábil, ingenioso y a veces malvado. Cuando creemos que le hemos amaestrado, nos sorprende con una acción desagradable que puede echar por tierra todas nuestras esperanzas. Son originales, ingeniosos, detallistas y vanidosos. Poseen un gran sentido común y disponen de una importante carga de erotismo. Les gusta dirigir y mandar. Su peor defecto es que se desaniman de una forma imprevisible ante las dificultades más tontas cuando antes habían salvado otras de indudable gravedad. En las cuestiones amorosas, los monos deben respetar a los tigres ante el riesgo de recibir un zarpazo mortal si se pasan con sus bromas. Los demás animales les aguantan bastante bien, en especial el dragón y la rata.

EL GALLO (05 Feb 1981 - 24 Ene 1982) Repletos de fuego y de entusiasmo. Son extrovertidos y solitarios. No tienen reparos en decir lo primero que les pasa por la cabeza debido a su espontaneidad. Como el trabajo les entusiasma, se encuentran siempre ocupados. Se notan hondamente frustrados al comprobar que no pueden conseguir sus fines y tienen poca confianza en las personas que les rodean, debido a que se creen poseedores de la verdad y de la solución más eficaz para cada problema. Son agresivos, bastante conservadores y egoístas en exceso. Aman soñar, meditar y construir castillos en el aire. Se ven como héroes. En las cuestiones amorosas llegan a hacerse mucho daño, y con frecuencia desilusionan a sus parejas. Serán muy dichosos con los búfalos, las serpientes y los dragones, pero no con el conejo!

EL PERRO (25 Ene 1982 - 12 Feb 1983) Honestos, leales, fieles, respetuosos y excelentes compañeros. Jamás traicionarán una confidencia. Además acostumbran a mantenerse fríos en los peores momentos: conservan la calma y logran evitar la tragedia. Inspiran una gran confianza. Resultan poco tolerantes con los fallos de las personas que quieren. Llegan a ser muy duros en sus críticas, egoístas y testarudos. De forma inesperada se hunden en grandes zonas de pesimismo. Serán muy felices con los caballos, pero con los tigres mantendrán unas batallas continuas. La paz y la serenidad junto a los conejos.

EL CERDO (13 Feb 1983 - 01 Feb 1984) Corteses y galantes. Disponen de una fuerte personalidad, son tenaces y estudiantes natos. Honestos e ingenuos, y aunque aborrecen las discusiones, llegan a tener unos arranques de exagerada violencia. Son materialistas, buenos vividores y con frecuencia sensuales. Pueden llevarse de maravilla con los perros. Son apasionados en el amor, y no ceden hasta alcanzar lo que desean; y si encuentran una pareja conejo tendrán el sueño de su vida. No obstante, les conviene huir de las serpientes y de las cabras.

Un año muy Cerdo

Un año muy Cerdo

El Año Nuevo Lunar es la celebración más larga y más importante en el calendario chino. El próximo 18 de Febrero comenzará el año 4705 en China con la primera Luna Nueva del año: el Año del Cerdo, más concretamente el Año del Jabalí de Fuego Femenino. Atrás dejamos el año del Perro (2006) y el Año del Gallo (2005), dos años especialmente buenos para mí por haber podido disfrutarlos aquí en China. Las fiestas durarán quince días a partir de entonces, que coincidirá con la primera Luna Llena.

 

La leyenda cuenta que en la antigüedad, Buda pidió a todos los animales que se reunieran durante el Año Nuevo. Solo 12 acudieron a su invitación y Buda nombró un año por cada uno. Buda anunció que las personas nacidas en el año de cada animal, tendría un poco de la personalidad de áquel.

 

En el Año Nuevo Chino la gente se viste con ropa de color rojo, escriben deseos en papel rojo y regala "dinero de la suerte" en sobres rojos a las personas que no están casadas. En Hong Kong, al recibir el sobre se suele decir Kung Hei Fat Choi!

 

恭喜發財

 

 

 

que es la traducción cantonesa de la expresión en mandarín Gong Xi Fa Cai!

 

恭喜发财

 

y que expresa el deseo de riqueza y prosperidad para el nuevo año que empieza.

 

El color rojo simboliza el fuego, que según la leyenda, puede ahuyentar la mala suerte. Los fuegos artificiales es una costumbre que también viene de antiguo, cuando los chinos quemaban los tallos de bambú, creyendo que las llamas que chisporroteaban, asustarían a los espíritus malignos.

 

El Año Nuevo Chino se termina con el Festival de las Linternas hacia el decimoquinto día del mes. La gente cuelga las linternas encendidas en los templos y también las llevan en un desfile al atardecer bajo la luz de la Luna Llena.

 

Según las predicciones el Año del Cerdo será un año con muchos rumores, murmuraciones y disputas entre las personas y conflictos en la naturaleza. El impulso y la lucha prevalecerán en las relaciones personales. Además, 2007 no será un buen año para la paz en el amor y habrá que prepararse para tensiones que pueden destruir relaciones sentimentales.

Hanyu Shuiping Kaoshi - HSK


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Un trozo de papel certificará de ahora en adelante que SÉ CHINO.

Poco a poco esto va tomando forma.

Mi vida en Super-7

Mi vida en Super-7

 

Hace 7 segundos que empecé a escribir estas letras.

Hace 7 minutos, dejaba mi capuccino sobre la mesa de mi cafetín habitual para subir a escribir estas letras.

Y hace ya 7 horas que empezó mi mañana en la oficina.

 

Han pasado 7 días desde que K. regresara a Tailandia.

Y hace 7 semanas, éramos nosotros los que aterrizábamos en sus playas, dejando la vida de ciudad muy atrás.

Hace 7 meses, esta ciudad rezumaba bochorno por cada grieta.

Y hace ahora 7 años, empezábamos una bonita historia de amor...

 

Y si sigo contando, solo me quedan siete días para empezar mis vacaciones navideñas. Y siete semanas para que estos primeros 365 días en Pekin lleguen a su fin.

70's Boogie Nights Party

 

En el restaurante

En el restaurante

Cuando uno lleva el suficiente tiempo en China, empieza a ver normales cierto tipo de cosas. Incluso se desarrollan maneras que en tu pais uno nunca se habría planteado. El post de hoy lo dedico a los restaurantes.

 

1. Al pedir cerveza para acompañar la comida, uno ya no se extraña de que la camarera traiga una botella de litro para cada uno. Por supuesto, no están frías, pero ya es demasiado tarde porque las abrió todas.

2. Ya no te fijas en la decoración y te parece normal que haya serpentinas y globos, o adornos de Navidad en Julio.

3. Ya no preguntas si se puede fumar en el restaurante. Ni siquiera piensas que a alguien que siga comiendo le pueda molestar. Directamente te enciendes el pitillo.

4. Tampoco te sorprende tener que salir del restaurante para ir al cuarto de baño, ni que éste sea un boquete en el suelo.

5. Si la camarera repite bien los platos que has pedido y luego trae lo que le da la gana, lo ves normal y no protestas. Te lo comes.

6. Compartir un solo menú entre 10 personas es algo totalmente normal.

7. Una cena a las 19:30 de la tarde es lo más lógico. Así uno puede llegar temprano a casa.

8. Si te encuentras con cubiertos en la mesa, automáticamente pides palillos. Porque uno ya puede coger cualquier cosa con ellos, incluso los cacahuetes del gong bao ji ding.

9. Ya no te das cuenta de que no hay servilletas. En China uno NUNCA se mancha.

10. Te angustia abrir el menú del restaurante y que éste no tenga fotos ni 200 páginas donde elegir.

11. Encontrarte a un chino sorbiendo noodles con la cabeza hundida en la mesa no te revuelve las tripas. ¿Cómo quieres que se los coma si no?

12. Que una cena te salga por más de 4 euros te empieza a mosquear. Seguro que te han metido platos de más.

13. Todos los palillos, platos, vasos, bols, cucharas, platillos y apoya palillos que hay encima de la mesa, son estrictamente necesarios.

14. Cuando pides un vaso de agua eres consciente de que pides agua caliente. Es que QUIERES beber agua caliente.

15. Ya no te parece que los chinos de la mesa de al lado estén gritando para hablar entre ellos.

Desde Montmartre a Sanlitun

Desde Montmartre a Sanlitun

Ocurrió el sábado y ocurrió donde debía ocurrir, en nuestro bar favorito, el Yu Gong Yi Shan:

                     (愚公移山)

Más de 400 tickets vendidos, el cartel de Complet! colgado en la puerta, caras conocidas y algún que otro famoso local que pasaba inadvertido entre tanto extranjero.

 

Y en el escenario, violines, guitarras, violonchelos, pianos de casa de muñecas, xilófonos, batería y bajos.

 

Yann Tiersen, este bretón que me reconoció que odia que solo le conozcan por "Amélie", se llevó los mayores aplausos con sus solos de violín. La mano se deslizaba tan rápido que hacía saltar por los aires las crines de caballo que componen el arco. Y nosotros lo veíamos porque estábamos tan cerca que podíamos tocarle.

 

Y cuando acabó el concierto, se unió a los habituales a disfrutar de la noche pekinesa. Me acerqué a él y hablamos un buen rato. Me quedo con esa y con más charlas de aquella noche.

Beijing huanying ni

Beijing huanying ni

Mucha gente ya anda esperando la llegada de los Juegos Olímpicos, no solo los chinos, sino todos aquellos que de alguna manera están relacionados con este país. Todos quieren estar aquí para el 2008, incluida yo, y tampoco sé muy bien por qué. Es el tema de conversación más recurrente entre cerveza y cerveza. Porque la gente no sabe muy bien que es lo que estará haciendo o lo que vendría a hacer a China, pero sabe a ciencia cierta que quiere estar aquí para los Juegos Olímpicos.

 

Y, realmente, no creo que haya tanta gente interesada en ir a un estadio abarrotado a ver las piruetas de una gimnasta rítmica a la que ven en miniatura, con lo bien y lo cerquita que se ve desde el salón de tu casa, o en su defecto, desde la cama y con el mando a distancia en la mano, como le pasa a más de uno en esta ciudad. Así que ¿cuál es la razón de que todo el mundo quiera estar en Pekin cuando los Juegos den el pistoletazo de salida?

 

Para los que estarán aquí, los tickets para todos los eventos deportivos, se pondrán a la venta en la primera mitad del próximo año, con precios que oscilarán entre los 30 y los 1.000 Yuanes (3-100 Euros). Los tickets para la ceremonia de apertura costarán entre 200 y 5.000 Yuanes. El 50% de los 7 millones de entradas que se emitirán, irán destinados a chinos. La otra mitad, a extranjeros.

 

 

* 北京欢迎你 "Beijing te da la bienvenida"

Cualquier noche puede salir el sol

Cualquier noche puede salir el sol

 

Para alguien que no viva en China, probablemente carezca de importancia el hecho de disfrutar de días despejados. Aquí significa mucho más que eso. Significa que te quitan de un plumazo la sensación de contaminación. Aunque sea mentira, aunque siga flotando a tu alrededor. Pero al menos no la notas. Y aunque ya he retomado el tema en varias ocasiones, no me cansaré de hacerlo. Porque un día azul aquí es como un regalo.

 

Esta mañana salí de mi edificio y abriendo la puerta, un fogonazo de claridad me cerraba los ojos por un momento. Un día cualquiera, la capa de polución te permite mirar directamente al sol sin que te moleste a la vista. Una bola perfecta y descolorida que cuelga de un cielo gris. Pero hoy el sol pegaba con fuerza y nos sacaba del bajo cero que llevamos sufriendo estos últimos días.

 

Me enfundé mis auriculares y navegué por la pantalla de mi Creative. Empezar tus mañanas con Graham Coxon y el sol que atraviesa la luna delantera del citroen rojo, no está nada mal. Así uno se olvida de todas las explicaciones absurdas que ha tenido que darle al taxista de por qué coges el taxi en esta acera y no en la de enfrente, cuando el camino a recorrer es exactamente el mismo. Porque aquí siguen con su mentalidad cuadriculada.

 

La teoría de N. es que quizás los chinos razonen de manera tan diferente a nosotros y tengan tanto miedo a escurrirse fuera de "lo establecido", por su lenguaje, todo lleno de símbolos e ideogramas. Símbolos que aprenden por repetición infinita un día y otro día y otro día. Así hasta que aprenden los básicos, unos 3.000. De ahí hasta los 60.000 que existen, dependerá tu nivel de erudición. Si te sales de aquí, no hay nada. No queda espacio para la inventiva, para la transformación de las palabras, para darle vueltas al lenguaje, estrujarlo, extenderlo.

 

En los últimos censos, están empezando a cambiar los apellidos de mucha gente porque su ideograma no está registrado en libros o manuales, con lo cual su informatización es imposible.

Relatividades

Diamond Benz

¿Que suponen 13 millones de personas de los 1.300 millones de chinos que viven en este país? Podríamos decir que nada, un mero 1%. Pero esta cifra es relativa si resulta que esos 13 millones de personas son millonarios.
 
Son trece millones que viven a todo lujo en un país con unos ingresos medios per capita de 120 Euros mensuales. Trece millones que suponen el 12% de los millonarios del mundo. Y cuando digo que viven a todo lujo, es a un arrogante todo lujo. Porque además a los chinos les encanta aparentar. Manías de nuevos ricos.
 
Estos días se celebra en Pekin la Exposición Internacional de Automóviles, 4.000 m2 llenos de Bentleys, Jaguars o Rolls-Royces, coches con precios que rondan entre los 40.000 y los 825.000 dólares. Resulta que para estas marcas de lujo, China es con diferencia su mejor mercado. Incluso llegan a hacer modelos exclusivos para los chinos, adaptándose al horrible gusto local. Y lo peor de todo es que los venden.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Pekín congestionada

Pekín congestionada

Cualquiera que haya puesto un pie en Pekín alguna vez, sabrá de los problemas de tráfico que sufre esta ciudad. A horas punta es imposible moverse en coche, sobre todo en el área comprendida hasta el tercer anillo.

 

Así que para solucionar el problema, las autoridades locales andan pensando estos días si aventurarse en unas macro-obras para construir seis autopistas subterráneas y descongestionar así la ciudad. Pekín amenaza con volverse un Madrid de Gallardón sin fin. Calles cortadas, tráfico desviado, zanjas, gruas, vallas. El horror.

 

Por supuesto hay quien se opone a tan inmensa empresa y ya ha puesto el grito en el cielo. Construir estas autopistas subterráneas costaría más que construir nuevas líneas de metro. Que digo yo, que siendo Pekin una ciudad con 16 millones de habitantes, el hecho de que solo tengamos 4 líneas a finales de 2006, es un auténtico sinsentido. Y ahí andan, construyendo y construyendo para llegar a los Juegos Olímpicos. Se dice que para 2008, serán 9 las líneas de metro (aunque ahora solo hay construyéndose 3) . Y 19 para el 2020, superando los 560km y convirtiéndose así en el mayor sistema de metro del mundo.

 

¿Llegará Pekin a convertirse en un caótico Tokyo?

Me dicen

Me dicen

Hoy miro a través de los ventanales y todo está blanco. No se ven los edificios de enfrente, ni el reloj que todas las mañanas me recuerda que llego tarde, ni la caravana de coches que cada día va en dirección a Tian'anmen. Porque me dicen los chinos que en unos cuantos días va a empezar a nevar y esta neblina que lo cubre todo, es la que avisa.

 

Y tambien me dicen que no coma pescado, que está todo contaminado. Y eso me lo sueltan ahora, medio asustados, como si fuera una novedad. Solo porque por fin lo ven en los periódicos. Yo no como pescado desde que vivo aquí. Solo alguna vez cuando pedimos platos para compartir, como es la costumbre. Con lo único que me atrevo es con el sushi y el sashimi de los restaurantes japoneses, confiando que el pescado venga de tierras niponas. Confiando. Porque en realidad seguro que el salmón y el atún vienen de alguna provincia costera como Shangdong o Guangdong.

 

Y estos días sale en todas las noticias que han prohibido la venta de rodaballo, un manjar en China traído de Europa en los 90, poco resistente a las enfermedades orientales y que atiborran a medicamentos altamente cancerígenos. Y en parte me dicen, que este pescado es tan famoso no porque sea especialmente sabroso, sino porque la traducción al chino de su nombre (多宝鱼 duo bao yu) significa "muchos tesoros".

 

Y no solo el pescado está contaminado. Me cuenta C. que aquí tambien alimentan a los cerdos con esteroides y añaden un tinte químico a la comida de patos y gallinas para que pongan huevos con la yema roja.

El país de Nunca Jamás

El país de Nunca Jamás

Aquí uno sale a la calle todos los días esperando que algo le pase. Y claro, llegas a casa con la mochila llena. Y es que en China se vive de otra manera y no te das cuenta hasta que llevas un buen tiempo rondando por esta parte del mapa. De repente un día piensas que ya no quieres volver más, que la vida que tienes aquí es mejor que la que podrías estar llevando en tu país. Y al momento, se te quitan estas tonterías y sabes que no podrías vivir tan a gusto como tomando unas gambas al ajillo en el bar de la esquina, aunque la ración cueste quince euros. Mejor te saben. Y coño, que tu familia y tus amigos de siempre te esperan con los brazos abiertos. Y eso es un factor importante. Que siempre hay un quién y un dónde por que volver.

Pero amigos, es que vivir de emigrante tiene tantas ventajas... aquí si uno se lo propone, puede conseguir las cosas que quiere. Y no sé por qué, pero la cuestión es que se pueden conseguir. Es como si de repente te dieran carta blanca para todo y tú coges y te aprovechas de ello. ¿Que no te has comido un colín en tu vida? No importa, vente a China y se te tirarán a tus brazos. ¿Que no puedes conducir porque no tienes carné? Tampoco importa, aquí es simple papeleo y además si no te lo sacas, tampoco te lo van a pedir en cuanto te vean la cara de occidental que tienes. ¿Que siempre quisiste pinchar tu música en un bareto? Nada, aquí encuentras locales donde no les importa que enchufes tu reproductor de música mientras les llenes el bar. ¿Que estás hasta el gorro de que no te dejen fumarte el cigarrito de después de comer en el restaurante que tienes abajo de la oficina? Vente a China y verás que uno puede fumar en todas partes. Alguien me dijo que hasta en los ascensores y en los hospitales. Aunque haya un cartel enorme que lo prohíba. Nadie te pedirá que lo respetes.

Y claro, te pasan historias que no te pasarían en tu país. Como ésta.

Al llegar el viernes pasado a Chengdu, me monté en un taxi en el aeropuerto. Una pareja de chinos ya se encontraba en la parte trasera del coche. Les miré y sonreí. Acostumbrada a que aquí pasen cosas sin sentido, ni pregunté que hacían en mi taxi, uno que ya había apalabrado con la chica de la agencia que me cazó en la salida de equipajes. Así que me monté delante tranquilamente.

Por la conversación que tenía el taxista con la pareja, éstos andaban a la búsqueda de un hotel cerca de la estación de autobuses. Así que primero fue a llevarles a ellos. Durante el camino, el conductor me hizo las preguntas típicas de taxistas: qué de dónde era (oh! España, toros, toros..), que qué hacía en China, que si me gustaba el país, que cuántos años tenía...

Cuando bajó del taxi para sacar los bultos del maletero, me dijo que esperara mientras les cobraba a la pareja. Y yo sin pensar lo que hablaba, le dije que a partir de ese momento conducía yo. El taxista me miró, sonrió y me invitó a salir del taxi y cambiar de asiento. Y me puse al volante. El chino se sentó en el asiento del copiloto y me indicó por donde ir hacia mi hostal. Menudas risas nos echamos. Hasta que ya me dijo que en la siguiente avenida tenía que devolverle el taxi por miedo a encontrarnos a la policía. Así que paré en el semáforo y salimos corriendo del taxi para cambiarnos el sitio de nuevo. Seguimos riendo, sobre todo al ver la cara de los demás conductores que también estaban parados en nuestro semáforo.

Exámenes de Otoño Azul

Exámenes de Otoño Azul

Los días de otoño son los mejores en esta parte del mundo. Los días son de azul más fuerte y vienen más y más seguidos. Parece incluso que la contaminación se hubiera esfumado por completo. Y hoy es uno de esos días, un giorno azzurro, azzurrérrimo... ¿alguna vez he mencionado que adoro esta ciudad?

Y no me suelo dar cuenta de los días de otoño porque siempre los veo a través de los ventanales de mi oficina. Y no es lo mismo. Fuera podría estar soplando un tifón o estar lloviendo gatos y perros, que no afectaría en absoluto a la cadencia de mis pulsaciones sobre el teclado. Desde dentro de esta pecera no se escucha nada, no se siente nada. Como si al mirar hacia fuera estuvieras delante de la pantalla del televisor. Y cuando consigues salir, ya es de noche y haya sido como haya sido el día, ya da igual. No ves el cielo.

Pero esta mañana ha sido diferente. De hecho, he sentido por un momento que no estaba en Pekin. Es raro, porque anoche tambien tuve la misma sensación. Por un momento, allí en el sofá de mi salón abrazada a K., sentí como si estuviéramos en Madrid. Y él me preguntó que si la echaba de menos. Y de repente me entró una melancolía tan grande que me tuve que levantar de un salto y ponerme a planear mi huida a la cama. Madrid. ¿Qué coño tendrá Madrid? Con lo bien que se vive en el sur, en mi casa cerca del mar y yo pensando en Madrid.

Y sí. Esta mañana ha sido diferente aqui en Pekin. No he pasado por la oficina. Hoy tenía que ir a la Beijing Language and Culture University (BLCU; běijīng yǔyán dàxué 北京语言大学) a registrarme para hacer mi primer examen de chino. Esta universidad está al norte, entre el cuarto y el quinto anillo, en Wudaokou (五道口) junto a la Beijing University y la Tsinghua University. Es la zona universitaria por excelencia y se respira muy buen ambiente.

Entrar en el campus me ha transportado de nuevo a mis años de universidad. Sol, cielo azul, árboles amarillos, jardines, cafeterías, restaurantes y todo el mundo con mochila al hombro y bicicleta. Me han entrado unas ganas enormes de volver a ser estudiante. Estudiante de chino, que cada vez me engancha más. Pero aun así, no estudio nada y solo me quedo con lo que hago en mis clases con C. De lejos debo ser su peor alumna, pero aun así, creo que soy con la que más se divierte. Por eso sigue dándome clases. Por eso y porque le pago, claro. Pero C. está orgullosa de mi, por los progresos que he hecho con el idioma. Y por mis capacidades adivinatorias tambien.

En un mes me examino del bloque básico, que aunque se llame así, de básico tiene bien poco. Según mi puntuación podré tener nivel 1, 2 ó 3. Tras el básico, vienen el bloque intermedio (hasta el nivel 8) y el bloque avanzado (hasta el nivel 11). En la foto, mi querido manual de exámenes tipo. Lo único que hay en inglés en todo el libro, es el BASIC de la portada.

De este agua no beberé

De este agua no beberé

Cuando a uno se le viene a la cabeza China, lo primero en lo que piensa es en lo lejos que está. Y justo después, en la cantidad de chinos que hay. Me atrevería a decir además, que muchos de nosotros seguimos albergando ese temor de que un día todos ellos se unan a un minuto concreto y se pongan a saltar. Y el eje de la tierra a tomar viento fresco, por decirlo de una manera educada.

Lo que quizás no muchos se paran a pensar es que estos 1.300 millones de personas (censadas, que no reales) están creciendo a una media del 10% anual y van a necesitar muchos medios para seguir desarrollando su economía a este ritmo. Lo más importante es que este nivel de crecimiento trae como consecuencia inmediata unos niveles de contaminación que no solo afectan a China, sino también al resto del planeta. Y a este paso, están acabando con la mayoría de los recursos de los que disponen. El más importante, el agua.

Según un estudio reciente, las reservas de agua de China se acabarán en los próximos 20 años. Y la cuestión es que la poca que tienen es puro veneno. Aproximadamente el 90% del agua que llega a las ciudades está contaminada con restos orgánicos o industriales. Y por ahora no parece que haya conciencia ni voluntad de arreglar el problema.

España de nuevo conectada con China

España de nuevo conectada con China

"Tras la retirada de Air Europa y Air Plus Comet, las dos compañías españolas que establecieron vuelos directos con Pekín y Shanghai el año pasado, AIR CHINA ha recogido el guante de las comunicaciones aéreas sin escalas entre nuestro país y el gigante asiático.

 

A partir del próximo 10 de diciembre, la mayor aerolínea china volará dos veces a la semana al aeropuerto de Barajas. En realidad, este trayecto forma parte del recorrido entre Pekín y Sao Paulo, pero hará una escala en Madrid que podrá ser aprovechada por los viajeros españoles para desplazarse al coloso oriental sin necesidad de hacer trasbordos en otras ciudades europeas.

 

Cada jueves y domingo, un Boeing 767 -con capacidad para 250 pasajeros- saldrá de Pekín a la 01:00 am y aterrizará en Barajas a las 06:45 de la mañana (hora local). El regreso será los viernes y lunes a las 11:35 de la mañana, llegando a la capital china a las 6:20am del día siguiente, ya que la diferencia entre el «dragón rojo» y España es de siete horas más (seis en horario de verano)"

 

Pablo M.Díez (ABC en Pekin)

The Party is Over

The Party is Over

¿A algún italiano se le ocurriría montar una fiesta en "il Colosseo"? Mamma miaaa! ¿Y a algún griego en el Acrópolis de Atenas? Joroña que joroña! Con total seguridad, no. Pero igual si la montaran, se llenaría de gente.

 

Pero China es diferente. Es como el país de las maravillas de Alicia, muchas veces lleno de absurdidades. Así que ellos se dedican a montar fiestas privadas y raves en la Gran Muralla China . Y claro, si te dan la oportunidad, uno va. Y nosotros lo hicimos, el año pasado. Llegamos a Pekin desde Hong Kong, nos montaron en un autobus previamente concertado por amigos españoles, italianos y franceses y nos llevaron a una sección de la Muralla a tres horas de Pekin. Ver amanecer desde allí fue lo mejor.

 

Aquella de 2005 fue la última. Hace unos días, y desde que fuera declarada Patrimonio de la Humanidad en 1987 por la UNESCO, por fin China ha prohibido este tipo de eventos en su monumento histórico. Además, se cerrará el acceso a la muralla a vehículos, y se pondrán fuertes multas por pintar o llevarse piedras.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Halloween Means A Ghostly Night

Halloween Parties

 

October 27th, Yu Gong Yi Shan in Sanlitun
Hey Hey Hey…
The Poets, Sailors and Saints are finally
all together back in the town!
And with friends (the K&K Monarchy) ….

So they will be happy to offer you
a unique journey through international sounds!
8 Dj! ( Oscar, Gordi, Carlo, Javi, Adam, Dieter, Peter and David)
Plus Video projections by Georg and Javi
Wow ! a totally crazy night …. the event of the autumn!!!
Friday night!! Yugong Yishan, from 22.00

October 28th, Zero Gallery in Dashanzi (798 District)

October 28th, 2006. The world as we know it ends.
Social norms are a thing of the past, and it's time
for us to indulge in our hidden desires and repressed
fantasies.
Let your fetish free; it's the post-apocalyptic
Yen Fetish Halloween Party. Leather, whips, vinyl,
chains, latex, kinky toys, school girls uniforms...
Whatever it may be, show it off at the party of the year
Presale tickets available for 60 RMB at the following
locations: Hatsune, Kagen, 3.3, Jazz-Ya, Alfa, Aperitivo,
Fish Nation, YuGongYiShan, Pass by Bar, Bed, Luce Cafe,
Souk, Zero Field, Lush, Ramia....and more.
100RMB at the Door.

Libertad: un lujo que no todos pueden permitirse

Libertad: un lujo que no todos pueden permitirse

 

Como dijo en algún momento Truman Capote, "es imposible que un hombre que goza de libertad imagine lo que representa estar privado de ella". Probablemente la mayoría de nosotros nos sabemos libres para hacer y deshacer a nuestro antojo, mientras que nuestros actos no afecten a la libertad o el bienestar de nuestro entorno. Sin embargo, el concepto "libertad" puede tornarse equívoco cuando algunas personas no llegan a ser conscientes de que otros disfrutan de unas libertades que uno desconoce. Y me imagino que este debe ser un poco el caso de los chinos.

Estos planteamientos me vienen a la cabeza cada vez que leo en prensa alguna noticia que tiene que ver con la ampliación o restricción de las libertades de este país. Para la mentalidad occidental, sería impensable que el Estado nos dijera cuantos miembros debería tener nuestra familia (Ley del único hijo), cuán largo podemos llevar el pelo mientras somos colegiales, los sitios en la red que podemos visitar o a que lugares podríamos irnos de vacaciones (Destinos Aprobados para Viajes Turísticos). Éstos son solo algunos ejemplos de cosas que suceden en China y de las que uno solo se da cuenta cuando vive aquí. El Estado está demasiado presente en la intimidad de estas personas, algo que para nosotros es totalmente incomprensible.

La última noticia que me encuentro en los periódicos es referente al Programa "Approved Destination Status (ADS)" que comenzó en 1995. Acuerdos que China firma bilateralmente con otros países, para permitir a sus ciudadanos visitar, en grupo, estos destinos de una forma ordenada y controlada. A partir de hoy, los chinos (recalco, en grupo) podrán planear también sus vacaciones en Argentina, Venezuela, Uganda, Bangladesh y... Andorra. 129 países poseen ya este status y por ahora 89 de ellos reciben turistas chinos.

A modo de ejemplo, solo desde el año pasado Estados Unidos es destino aprobado, y aun así, cada turista tiene que depositar una fianza de 12.000 dólares para viajar al país, cantidad que les es devuelta a su regreso a China. España y demás países pertenecientes a la Unión Europea, fueron aprobados en 2004.

Si un ciudadano chino quiere viajar a cualquier país no incluido en la lista de aprobados y/o desea hacerlo de forma individual, solo puede hacerlo con un visado de negocios, de estudios o de visita familiar, cuyo proceso de obtención es largo y burocrático y cuya solicitud puede ser fácilmente rechazada. Por supuesto, las visas están restringidas a un itinerario que debe ser especificado de antemano.

Pero esta restricción a la movilidad no se da solo a la hora de salir fuera de China. La movilidad interna también es dificil, algo que ya explicaba en un post anterior.

Así que cada vez que leo alguna noticia referente a lo que otros no pueden disfrutar, no puedo más que pensar que quizás deberíamos darle más importancia a las cosas que tenemos y tratarlas como pequeños tesoros, pues uno nunca sabe si algun día acabarán volando.

 

 

* zì yóu; libertad; freedom; libertà; liberté; liberdade; freiheit; свобода.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres