Blogia
365 Days at Peking

:: All About My Mother ::


Hace dos días llegaba de mi viaje. Al aterrizar vi que nada había cambiado por aquí. Un canicular primer domingo de mayo gris oscuro, sin cielo, sin nada. De nuevo en la ciudad de la catástrofe nuclear diaria y que a pesar de todo, adoro. Atrás quedan playas, selvas y estrellas ahora solo en mis fotos y en mi cabeza.



Y ese mismo domingo me recuerdan que es el día de la madre.



Mi madre, que respira tranquila cuando aterrizo en Hong Kong desde el sudeste asiático porque "ya estoy en casa". Que me pregunta por teléfono que llevo puesto y yo me río por la cuestión. Que me enseña sus últimas compras por la cámara web. Que me hace poesías y me las lee. Que me cuenta cómo anda el resto de mi familia. Que me dice todo lo mucho que me quiere cada vez que colgamos. Que está de acuerdo con todo lo que hago "mientras me haga feliz". Que me pregunta por el perro-gato y nos reimos juntas. Que me avisa de todos los lugares extraordinarios que ve por la tele y me recomienda visitarlos, porque ella no puede. Que ve el mundo a través de mis ojos y se emociona igualmente.



Mi madre, que en breve cruzará todo un continente por primera vez después del visto bueno médico. Que llora cuando le hablo un poco en chino por teléfono. Que me pregunta como se dice en mandarín 57 para no tener que decir su edad en español. Que le encanta pintar y no tiene tiempo. Que querría bailar y su corazón no le deja. Que a pesar de todas las cosas que le han pasado, sigue siendo la persona más alegre y positiva que conozco. Que es por eso que yo he aprendido a dejar a un lado las partes negativas de las cosas y quedarme solo con lo bueno. Porque es irremediable. Lo bueno y lo malo siempre vienen de la mano. Eres tú el que decide que pesa más y con que parte te quedas. Porque si no, la vida no es vida. Eso me lo ha enseñado ella.




A mi madre, la mejor y la que más quiero.


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

pepote -

www.fotolog.com/atunmugrande

pepote -

me encantas.estoy enganchado a ti.
pepote
www.pepoteyo.blogspot.com
www.atunmugrande.fotoshop.com

Vicky -

Ummmm, me he quedado muda y tonta. He entrado en tu blog por casualidad, buscaba una foto para ilustrar un post sobre los fandanguillos de Cádiz, y he dado contigo, con una imagen y un blog que empieza así:
"Uno nunca se recupera del todo cuando deja un trozo de su vida atrás, cuando sabe que esa época ya no volverá porque estarás empezando un nuevo tramo en otro lugar. Probablemente serás igual de feliz o de triste, pero es inevitable sentir que cualquier tiempo pasado fue mejor. Somos así de estúpidos, así de insatisfechos con lo que nos ocurre en el momento."
No hubiera podido elegir mejores palabras para expresar algo que yo también siento. Lo has bordado, en serio, no sobra una coma.
Soy almeriense y valenciana de adopción desde hace 4 años. No me he marchado tan lejos como tu, pero lo mío va para largo, y para bien, pero se siente la añoranza de la tierra que un día quisimos dejar.
No sé, creo que has encontrado a una amiga en Valencia para cuando quieras charlar, te visitaré a menudo porque me han encantado las palabras que encuentras para explicar tu universo.
Saludos

Tu Nie -

QUE MARAVILLA !!

Espectacular....!
TQ+++

Estrique -

Lo que has escrito es precioso Maribel
A mi madre le pasa lo mismo, también está muy lejos y nos echamos mucho de menos
Gracias por todo estos días

Qalamana -

Chica, me has emocionado: lo que has escrito es precioso!

Me han encantado lo que que cada uno es quien decide con qué se queda en esta vida... es una gran verdad!

perregil -

qué tal maribé, pues mi madre volvió el mismo día 7 de beijing algo decepcionada por ciertos cambios en el mercado de la seda. Digo yo que no buscaría lo suficiente. Y menos mal, porque así le dejó ver algo del tan gris y chula ciudad a mi padre. Saludos!

Ana -

meri, que es muy pronto para llorar...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres